martes, 21 de enero de 2014

PICARDÍA

Antes de nada quiero felicitar el año a tod@s l@s que os asoméis por aquí, hecho esto, os enseño algunas muñequitas que he hecho últimamente...












Espero que os gusten.
Un beso.
Jose.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

BIENVENIDA AL MUNDO LOLA

Este es un regalo para la hija recién nacida de mi prima, Lola.


Un cuadro infantil con su nombre en una guirnalda, una niña montada en triciclo (su papi monta en bici) y con vestido de tela rematada con puntilla en el cuello.
---------------------------------------------------------------------------------------------



Un ángel Tilda con su nombre en un corazón.
---------------------------------------------------------------------------------------------






Y una tarta de pañales con forma de castillo  con una princesita bebé.
---------------------------------------------------------------------------------------------
Las fotos no son muy buenas, lo siento, creo que no les hacen justicia, para variar!.
--------------------------------------------
Os deseo la mayor de las felicidades en esta nueva etapa y que disfrutéis de cada instante con vuestra pequeña princesa.
Un beso.
Jose.





sábado, 7 de septiembre de 2013

MUSAS VIAJERAS

Hacía tiempo que Agustín no cogía un pincel, parecía como si el tarrito de inspiración se hubiese evaporado, él tenía ganas de retomar su afición de pintar, aquel día se puso su bata blanca salpicada de arcoiris, tan solo quedaban unas horas para salir de viaje pero sintió la necesidad de pintar.
Aún faltaba una hora para que Ana, su mujer,llegase del trabajo y Agustín se sentó en su terraza delante del lienzo a imaginar como sería su nuevo cuadro, allí rodeado de plantas quizás encontraría algo de inspiración, a él siempre le gustó dibujar hojas, le fascinaban sus diferentes formas y colores.
-Cariñoooooooooo, ya estoy en casaaaaa- escuchó extrañado.

-Pero...¿que hora es Ana?-preguntó mirando al interior.
-Son las 2  Agustín, dentro de un par de horas debemos salir para el aeropuerto-contestó una dulce voz.
-Claro cariño!, estoy listo e impaciente- dijo quitándose la bata multicolor.
Agustín guardó su bata pensando que a la vuelta del viaje encontraría un momento para relajarse junto a sus pinceles y empaparse de esos olores que tanto le gustaban el de las pinturas, el de los pinceles, el de los lienzos, el de la creatividad.
Después de comer se dirigieron al aeropuerto, tenían tantas ganas de coger aquel vuelo a Canadá que los reuniría con su hija Rosalía...
-Ya hemos llegado al aeropuerto cariño, te noto nerviosa- dijo Agustín.
-Si, estoy nerviosa, es un largo viaje y ya sabes que a mi esto de volar no me gusta mucho- contestó Ana.
-Tranquilízate, ya verás que será divertido, además tu estas acostumbrada a volar en tu escoba brujita mia.
-Jajajaja- rieron ambos.
-¡Que ocurrencias tienes!!, las nietas están convencidas de que soy un bruja buena-dijo Ana entre risas.
Una vez acomodados en el avión Agustín abrió su cartera en la que llevaba las fotos de sus nietas Martina y Valeria y su hija Ana.
 





-¡Que guapas son!!!-exclamó Agustín orgulloso de su familia.
-Pues si, se parecen a mi- bromeó Ana.
El viaje transcurrió sin incidentes, con el nerviosismo propio de unos padres deseosos de ver a su hija, con la ilusión del deseado abrazo, con las ganas locas de llenarla de besos.
-Mamá, papá, estoy aquí!!!!- escucharon al llegar a la puerta de desembarque.
-Mira cariño es mi niña!!-dijo Ana emocionada y corriendo al encuentro de Rosalía.
Podéis imaginaros, entre saltos, besos, abrazos y caricias pasaron varios minutos hasta que volvieron a la realidad...
-Vamos para casa-dijo Rosalía mientras se acomodaba en medio de sus padres agarrándolos como para que no se le escapasen.
Al llegar a casa de Rosalía notaron un dulce olor a chocolate...
-¿Que es eso que huele tan bien?-preguntó Agustín.
-Es una sorpresita que os he preparado-dijo Rosalía mientras se dirigía a la cocina.
-Txa txan!!!!!, mirad lo que os he preparado-anunció Rosalía portando en sus manos un delicioso pastel de chocolate y ataviada con un delantal blanco y un  bonito gorro con aplicación de madalena .


-Ohhhhhhhh, me encanta!!!-exclamó Ana-una estupenda manera de comenzar nuestras vacaciones.
-Estupenda ,si señor -asintió Agustín que en ese preciso instante empezó a notar como las musas estaban llamando a su puerta- así que ¿te has aficionado a la pastelería creativa?.
-Si papá, y ¿tu que tal vas con la pintura?-preguntó Rosalía.
-Bueno....creo que cuando vuelva estaré preparado para retomar esa afición,he estado en "dique seco" pero empiezo a notar la visita de las musas, ¡tu me inspiras!, lástima que no haya traído mis "trastos"....-dijo agustín.
-Si los has traído cariño-apuntó Ana mientras se acercaba a la maleta- yo sabía que esto iba a pasar.
-¿No te digo yo que eres una brujita?, jajaja-rió Agustín.
Compartieron pastel,risas, historias,besos,caricias....y después de algunas horas cuando Ana se fué a dormir cansada por el viaje, los nervios, las emociones...Agustín se puso su bata blanca salpicada de arcoiris  cogió su pincel, sus pinturas y su lienzo y se sentó al lado de su hija, abrió la puerta a las musas, empezó a mezclar colores, a dibujar suavemente como cansado por el peso de tanta alegría de tanta emoción, de tanto amor, sus manos empezaron a pintar lo que su corazón les dictaba y comprendió que las musas habían vuelto.




Una pequeña historia para presentar estos broches , para Agustín, que estoy segura que a estas alturas las musas le han vuelto a inspirar y para Rosalía que es aficionada a la pastelería creativa hummmm ¡como me gusta!!!. Espero que os hayan gustado tanto como a mi hacerlos.
Muchas gracias a Ema por su entusiasmo y por confiarme estos detallitos, de corazón.
Besos.
Jose






sábado, 17 de agosto de 2013

VAMOS A RECOGER A LA ABUELA

Martina y Valeria salieron del colegio y se llevaron una gran sorpresa, su abuelito había ido a recogerlas.Las niñas corrieron a los brazos de su abuelo con una gran sonrisa dibujada en sus bonitas caras.
-Hola preciosas!!-les dijo su abuelo.
-¿Donde está mamá?-preguntó Martina.
-Mamá me ha llamado para que os recoja porque ella tenía que ir a trabajar.
-Mamá está siempre por las nubes!!-dijo Valeria soltando una carcajada.
-Jajajajaja, tienes razón- dijo el abuelo.
Y es que su mamá es azafata y las niñas bromeaban con su oficio.
-Abuelo, ¿tu no trabajas hoy?-preguntó Martina.
-Si cariño, pero he pedido a mi jefa que me deje salir un poquito antes-contestó el abuelo.
-Abuelo, ¿tu jefa es aquella señora que lleva la bata rosa?-preguntó Valeria.
-Exactamante!!!-dijo el abuelo.
-A mi me da un poco de miedo!!!-dijo Valeria con cara de circunstancia.
-Jajajaja-rió el abuelo- pero si es muy simpática.
-Si pero......es dentista!!!!-exclamaron las niñas.
-Pero no os han de dar miedo los dentistas, ellos nos cuidan la boca, además ¿sabéis una cosa?....son amigos del ratoncito Pérez- explicó el abuelo.
-¿Seguro abuelo?-preguntó Martina.
-Seguro cariño,seguro, y yo también conozco al ratoncito Pérez, y al hada de los dientes.
-No nos lo habías dicho nunca abuelo-dijo Valeria.
-Nunca habíamos hablado de ello-contestó el abuelo.
Las niñas y el abuelo se montaron en el coche.
-¿Donde vamos abuelo?, yo estoy muy cansada-dijo Martina.
-Y yo también estoy muuuuuuuy cansada-aseguró Valeria.
-Vamos a buscar a la abuela al trabajo, comeos esos bocadillos mientras y sobre todo no manchéis el coche , ya sabéis como se pone la abuela cuando lo ve lleno de migitas-dijo el abuelo.
-Si,se pone........como una bruja!!!!! jajajajaja.-bromeó Martina.
-Jajajaja-rieron todos.
-Tu siempre le dices que es una bruja abuelo-dijo Valeria.
-Si cariño -contestó el abuelo entre risas- ella es mi brujita, mi brujita buena.
-Pero abuelo, ¿la abuela no se enfada?-preguntó Valeria.
-Nooooooo preciosa, se lo digo con cariño-contestó el abuelo que no podía para de reír- igual que a vosotras os digo que sois mi princesa y mi hada.

MARTINA
VALERIA
Para cuando el abuelo hubo acabado la frase en el coche reinaba un plácido silencio, Martína comía su bocadillo y Valeria estaba en manos de Morfeo.
Por la ventanilla abierta  entró un extraño ser, revoloteaba al lado de las niñas que boquiabiertas la observaban embelesadas por su fragilidad y el olor que desprendía....
-¿Que es eso Valeria?-preguntó Martina con la voz flojita.
-No sé- contesto la hermana- parece una mariposa, pero huele a mermelada!!!.
-Hola niñas!!!-saludó el extraño ser.
-¿Quién eres?-preguntó Martina.
-Soy un hada madrina y he venido a buscar a Ana-contestó el hada.
-¿A buscar a Ana?, ¿a nuestra abuela Ana?-dijo Valeria.
-Si a vuestra abuela Ana, ella es amiga mía y como ya debéis saber es una bruja buena que me ayuda a hacer feliz a las personas.
-Pues nosotros vamos a buscarla, si te quedas aquí llegaremos en poco rato-dijo Valeria con una sonrisa  imaginando la cantidad de historias que les podía contar en el ratito que tardasen en llegar a recoger a su abuela.
-Os voy a explicar como nos conocimos vuestra abuela y yo- comenzó a habla el hada-.Yo vivía en un castillo con una princesa a la que le encantaba la mermelada, cada mañana recogía frutas en el bosque y la princesa y yo preparábamos mermelada para merendar, un día que estábamos lavando la fruta vimos por la ventana como se acercaba  una especie de pájaro negro y rojo, el "pájaro" se paró en el jardín y nosotras salimos a verlo, pero Oh!!!! Sopreeeesa!!!!, no era un pájaro, era.....UNA BRUJA!!!!.
 
La princesa dio un salto tan grande que se subió encima de mis alas como si fuera la "enxaneta" de uno de esos "castells" que hacen en Cataluña, la bruja también se asustó no creais!, pero la que peor lo pasó fui yo que tuve que soportar el peso de la princesa hasta entrar en la casa, la bruja nos acompaño y nos explicó que había ido a ayudar a un niño que no recordaba donde había dejado su libro de matemáticas, mientras nos explicaba sus aventuras nos ayudaba a preparar la mermelada y al día siguiente volvió a pasar por el castillo y desde entonces nos hemos hecho grandes amigas.

-Ya hemos llegado chicas!!!, Valeria despierta cariño, en verdad estabas cansada, te dormiste antes de comerte el bocadillo-dijo el abuelo.
-¿Donde está el hada?-preguntó Valeria.
-¿El hada?, ¿Que hada?-contestó Martina- te dormiste Valeria, jajaja.
-Hola princesas -dijo una dulce voz desde fuera del coche- que bien que me hayáis venido a buscar!!, tenía muuuuuuchas ganas de veros.
-Y nosotras a ti abuela -dijo Valeria con la voz casi dormida - estas muy guapa con esa ropa blanca, aunque con tu vestido negro y rojo también me gustabas mucho.
-¿Que vestido negro y rojo Valeria?- preguntó la abuela mientras besaba a la pequeña- creo que todavía andas medio dormida.
-No abuela, no, ya me desperté, el vestido de bruja con la escoba que llevas para ayudar al  hada de la mermelada-dijo la pequeña con los ojos entreabiertos.
-Jajajajaja- rieron el abuelo y Martina.
-Ana, se refiere a tu vestido de bruja- dijo el ebuelo.
-¿Mi vestido de bruja?, pero que cosas tenéis!!! eso es son cosas del abuelo.Jajajajaja. 
Vamos para casa que voy a preparar una deliciosa mermelada con vuestra ayuda, y de paso me ayudáis a buscar el vestido negro y rojo.
-JAJAJAJA, las risas resonaron en aquel coche donde la felicidad de estar juntos llenaba los corazones y reinaba la fantasía y la complicidad.

Esta pequeña historia me la encargó un hada, a ella y le encanta contar cuentos y lleva un bote de mermelada que cuando lo abre salen toooooodos los colores del arcoiris y cuentan los cuentos más dulces, si, si los colores también pueden explicar historias y si no lo creéis preguntádselo a las hadas.
Como creo que no se aprecia, os diré que son broches.
Muchas gracias Ema por este nuevo reto.
Espero que gusten mucho.
Un beso.
Jose.

viernes, 19 de julio de 2013

CUADRO INFANTIL

Hoy os quiero enseñar el primer cuadro infantil que he hecho, se trata de un encargo que me hizo mi amiga Nuri, es para una recién nacida, ella me pidió que le hiciera un detalle para regalar, no concretó que quería y como hacía algún tiempo que tenía ganas de hacer un cuadro infantil me decidí y este es el resultado de mi osadía.
Laia preparada para una fiesta.
La carita con su lazo en el pelo.
Detalle de la batita con sus botones y puntillas.
Detalle del nombre en fieltro.
Bonito,¿no?, espero hacer alguno más porque me encanta como ha quedado.
Gracias Nuri por confiar nuevamente en mi para hacer este detalle.
Un beso.
Jose

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...